Receta: Lasaña de espinacas

Durante del embarazo he llevado una dieta equilibrada comiendo de todos los apartados de la pirámide de la dieta mediterránea, y permitiéndome algún que otro antojo de vez en cuando.

Uno de los vegetales que más he consumido han sido las espinacas, tanto crudas en ensaladas, como cocinadas en una tortilla española, salteadas con un poco de ajo y aceite de oliva virgen extra o como relleno de la deliciosa lasaña que os comparto hoy.


IMG_1123
Ingredientes:

  • placas de lasaña (yo utilicé las que no hay que hervir, directas al horno)
  • 300 gr. de espinacas frescas o congeladas
  • 1 cebolla
  • 1 litro de leche baja en grasa
  • 50 gr. de harina
  • 50 gr. de mantequilla o margarina light
  • Aceite de oliva
  • Queso rallado mozzarella y parmesano.

Elaboración:

Las espinacas se pueden utilizar frescas o congeladas. Yo utilicé espinacas frescas, así que se lavan bien, se pican y se reservan. Luego en una olla se prepara el bechamel. Se echa la mantequilla y se pone a fuego bajo hasta que se derrita. Una vez este caliente, se añade la harina y se remueve hasta crear una masa. Una vez la masa este lista, se va añadiendo la leche poco a poco, que debe estar a temperatura ambiente. Hay que seguir removiendo la leche hasta que espese. Una vez consiga la consistencia deseada, se polvorea con nuez moscada y sal a gusto. Para evitar grumos, a mí me gusta pasarlo por la licuadora, y luego dejar reposar.

IMG_1125

Después se pica la cebolla en cuadritos bien finos y en una sartén se sofríe a fuego medio con un chorro de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté transparente se agrega la espinaca que poco a poco se irá deshaciendo. Una vez lista se mezcla bien con el bechamel en un recipiente. Reservamos un poco de bechamel para el fondo y la parte de arriba de la lasaña.

Una vez tengamos todo listo podemos comenzar a montar nuestra lasaña. Mientras la montamos precalentar el horno a 200ºC. Ponemos un poco de bechamel en el fondo de la bandeja para que no se nos pegue. Montamos la lasaña,  alternando capas de pasta, la mezcla de espinacas y bechamel preparado, y queso rallado; hasta terminar con una capa de pasta que debemos cubrir sólo con bechamel y/o queso.

Terminamos horneando unos 20 minutos a 200ºC, hasta que el queso esté gratinado y la pasta lista. Es importante que si se usan placas de lasaña de las que no hay que hervir, debemos cubrirlas bien con la mezcla y el queso, para evitar que nos queden duras.

Nota: Las espinacas contienen potasio, zinc, magnesio, ácido fólico, calcio y hierro; estas últimas tres de suma importancia durante el embarazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s